Día 2: Playa de Padang Padang y templo de Uluwatu

Estándar

Como estábamos muy cansadas del viaje el guía nos cambió la programación y empezamos las excursiones a las 16’00. Por la mañana como nos levantamos muy temprano porque a las 6 hace un sol cegador decidimos ir después del desayuno a conocer la zona y cambiar dinero.

Nunca cambieis en el hotel, este consejo te lo dan en cualquier foro que te metas pero también te dicen que lo hagas en una casa de cambios oficial. A pesar de que estamos en muy buena zona nos fue casi imposible encontrar una casa de cambios oficial, más que nada por no jugar más con nuestra vida jejejejejeje. La zona para pasear está fatal, en muchos tramos no hay aceras y a los conductores les importa un pito si te pillan o no, van como locos y para cruzar te puedes tirar perfectamente media hora de reloj intentándolo porque aunque estés en un paso de cebra no se paran ni para mirarte. Así que decidimos darnos la vuelta y cambiar en un supermercado que había enfrente del hotel ( en el spa también cambian). Si te ven que sacas tu calculadora y con cara de a mí no me tima ni dios entonces son legales contigo. Primero te enseñan en la calculadora cuánto es al cambio y después cuentan el dinero delante tuyo, no como otros que lo hacen debajo del mostrador y encima te dan tantos billetes pequeños que te haces un lío. Los fines de semana es mal día para cambiar, el cambio está más bajo en todos os sitios, así que si te puedes esperar al lunes mejor, algo es algo.

Para cruzar como queríamos hacerlo delante del hotel os guardias de seguridad que están en la barrera te ven, te preguntan si quieres cruzar y te ayudan. Así que nos quedamos con la copla y cada vez que queríamos cruzar le avisábamos, es un consejo que os doy si no queréis perder la vida jajajaja.

Al lado del hotel todos los días montan como una especie de mercadillo pues con cosas típicas de Bali, ropa etc. Los vendedores son más pesados que una vaca en brazos, sólo les falta cogerte del brazo y meterte dentro. Y si encima te ven interesado en algo y no lo llevas te sacan cien mil cosas más por si te apetece comprarlas. Salir de ahí es un poco complicado la verdad…Bueno creo que sobra decir que hay que regatear con todo porque con los precios se suben a la parra, más caro que si lo compras en España algunas veces.

Llegó la hora de la comida y claro la diferencia de precios entre los restaurantes del hotel y los de fuera es abismal. Un poco más abajo del hotel por un plato típico de Indonesia  y una Coca Cola zero no llegó ni a los 4 euros y el plato era bastante grande. El sitio era algo así parecido a un burguer, muy occidental. Hay que tener cuidado a la hora de ver precios porque casi nunca viene incluido el impuesto ni la propina. El impuesto es como en España, un 21% y la propina pues no llega a las 30000 rupias (casi dos euros).

Bueno pues por fin llegó las 16’00 de la tarde y comenzaba nuestra aventura en la isla. De camino al templo de Uluwatu hicimos una pequeña parada en la playa de Padang Padang, bueno más que playa una cala y dicen que es de lo mejor que tiene Bali. Aquí se rodó la película de Come, reza, ama de Julia Roberts y Javier Bardem (no la he visto todavía). La verdad que bonita es pero muy masificada.

_DSC0002

Esta zona es el paraíso de los surferos y de echo lo único que se ven son surferos. Hay un montón de hostales y villas incluso hasta más encantadoras que un hotel, y con pinta de ser muy asequibles económicamente.

_DSC0009

Lo malo que veo de este sitio es que como no tengas alquilada una furgoneta o una moto para moverte es bastante difícil desplazarse ya que como vuelvo a repetir es carretera y tiene mucho tráfico y está un poquito a tomar por saco de todo.

Llegamos al templo de Uluwatu, lo primero que nos dice  Suta es que al haber muchos monos es mejor que nos quitemos las gafas, pendientes etc aunque últimamente los que se encargan de cobrar entrada en el templo los ahuyentan para que no molesten a los turistas. Sinceramente no quiero imaginar cómo los ahuyentan…pero algún monito que otro vimos y muy pacíficos por cierto. Al entrar si llevas falda o pantalones que enseñen la rodilla te dejan un pareo morado, y los que cumplen la norma te ponen como un cinturón amarillo.

_DSC0015

Este templo está situado al pie de un acantilado mirando hacia el índico y traducido más o menos al castellano sería cabeza de roca.

_DSC0017

_DSC0022

Se suele visitar por la tarde por sus puestas de sol y porque a las 18,00 se hace un baile tradicional, danza Kechak. A continuación os pongo lo que dice en el folleto, la traducción al español es muy graciosa, escriben español como spanyol jjjjjj.

“El kechak (mono) es un coro de hombres quienes con sus letanías colaboran con la nativa que fuera puesta en trance. la danza se materializa con el propósito de oír a los dioses de los antepasados. La danza del mono se representa con una historia sacada de la leyenda de Ramayana, cuya historia es la siguiente: Rama fue exiliado del reino de su padre, Desarata acompañado de  su esposa y su hermano más joven abandonan el palacio de su padre introduciéndose en una selva llamada dankana. Rama pasa varias aventuras hasta que finalmente se encuentra cazando un ciervo de oro. Es en ese momento cuando su hermano pequeño queda solo y raptado por Rahwana el rey de los demonios. Rama lucha contra los monos cuya batalla termina en victoria”

La verdad es que la danza es digna de ver, toda la música que suena es emitida por los nativos que participan en ella, no hay ningún instrumento ni nada y a la vez también es divertida por el papel que hace el mono y como se mete en el público para hacer reír. Y lo más bonito es que toda esta danza transcurre mientras está atardeciendo. Es importante saber que si quieres coger buen sitio vayas temprano porque sino lo más seguro es que te toque sentarte en el suelo. Apuran al máximo el aforo. Y también deciros que hay que pagar a parte de lo que te cuesta la entrada.

En la salida se devuelve el pareo y el cinturón.

_DSC0041

Lo que se ve al fondo de la foto es el lugar donde se hace la danza, un poco pequeñito…

_DSC0073

_DSC0059

Una vez que llegamos al hotel sacamos fuerza de voluntad y nos fuimos a cenar a un restaurante que está justo enfrente del Meliá Benoa donde sirven comida típica balinesa e higiénicamente es de fiar. Los precios asequibles, aunque un poco más caro en el sitio donde fuimos a comer y la atención exquisita. Aquí os dejo una prueba de lo que os digo ñam ñam!!!!!

1376650_10153336227195002_1607198723_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s