Archivo de la etiqueta: Bali

Día 5: Paseo en elefante, Monkey forest, Templo de Taman Ayun, Tanah Lot y playa de Jimbaran

Estándar

Para mí fue el mejor día de todos. Nos vinieron a recoger al hotel a las 11 de la mañana para empezar el día con un paseo en elefante. Esta excursión no venía incluida en lo que teníamos contratado pero Suta muy amablemente nos llevó al sitio porque pillaba de camino. Digo amablemente porque en esta ocasión él no se llevaba ninguna comisión, simplemente nos hizo el favor.Nos llevó al Elephant Safary Park, las actividades que se pueden hacer son paseo en elefante, rafting, y ver otros animales exóticos, en realidad no tienen muchos, unas serpientes y unos orangutanes con pañales con los que te puedes hacer fotos. Se pueden contratar paseos de una hora o media hora. Suta nos aconsejó que mejor media hora porque sino el elefante se cansaba mucho y con eso era suficiente. La verdad es que me daba un poco de pena por ellos porque viendo a los domadores no inspiraba mucha confianza el trato que deben de recibir estos animales. En la entrada te incluye el paseo y comida en buffet libre. Si visitas la web nada que ver con lo que se ve en la realidad, o a lo mejor es que al coger el paseo más barato nos llevaron por el sitio más cutre… En total la entrada por persona son 50 dólares (una clavada).

Empezamos el paseo como por un bosque, el hombre del elefante muy amable intentó dejarnos las cosas claras desde un principio. Si queríamos fotos él nos las hacía muy gustosamente por una buena propina. El parque tiene fotógrafo oficial y el domador negocio por su cuenta… Como queríamos un recuerdo en elefante y nos imaginábamos que el fotógrafo oficial iba a ser más caro aceptamos su propuesta así que a mitad de camino el hombre paró al elefante y nos hizo un book, y cada vez que hacía una foto iba a subiendo el precio de la propina. Un jeta!!! Cuando terminó el reportaje le dimos 50000 rupias cada una y se quedó tan contento. Cuando volvimos al punto de partida el fotógrafo oficial nos estaba esperando con su cámara y ahí es cuando el elefante se puso de pie y en fin, lo que le iba diciendo el domador para que las fotos quedaran bien. Al bajar del elefante me hizo gracia porque lo primero que hizo el animalito fue poner su trompa en mi mano para que le diera de comer, por eso apareció una niña muy oportunamente con la bolsa de los cacahuetes para que le dieras, pero claro la bolsa también costaba dinero, no sé cuanto porque pasamos de gastar más. De ahí pasamos a la zona del restaurante. El buffet tenía muy muy poca variedad para elegir, por decir tres platos, de postre solo fruta y la bebida solo tenías gratis el agua. Cuando terminamos de comer teníamos que pasar sí o sí por el stand de las fotos que nos hicieron y efectivamente, las fotos costaban un dineral, cada una 150000 rupias, así que al final hicimos bien en pagarle al domador porque nos hizo un montón de fotos. Después pasas por una tienda de souvenirs y ya está.

Imagen

Siguiendo la temática de animales la próxima parada era Monkey forest. Para mí una pérdida de tiempo  porque me pensaba que íbamos a visitar un sitio bonito con monos. Nada más llegar la norma del sitio es que no puedes ir acompañado de tu guía, tienes que ir con un guía del sitio que suelen ser nativos. Nos llegó una señora muy amable, demasiado amable, explicándonos las normas con los monos, luego te dan la bolsa de cacahuetes (1000 rupias) para que les des de comer. Te dan un minipaseo donde ves un montón de monos, te colocan en un sitio para que les des de comer y la guía te hace las fotos y luego te llevan a otra zona donde hay unos murciélagos super gigantes que dan un asco que te mueres. Y te cobran 130000 rupias por hacerte unas fotos con tú cámara con el murciélago colgando de tus brazos o dándole de beber té con limón. Al final accedes… La foto mejor no la cuelgo porque creo que es la más ridícula que me han hecho. Por si no hubiésemos tenido bastante luego la guía te lleva a su tienda para que le compres algo, por eso tanta amabilidad. Las tiendas suelen estar cerradas porque si no los monos roban, así que normalmente las guías la abren para ti y claro ya por vergüenza le tienes que comprar algo… Así que si os dicen de hacer esta excursión de verdad emplead el tiempo en otra más interesante porque no vale la pena, si queréis ver monos mejor en Uluwatu.

Como ya habíamos comido a la hora de los guiris ya no hizo falta que nos parásemos a comer y nos fuimos directamente a Taman Ayun. A la hora de echar mano a mi cámara reflex me doy cuenta de que se me había olvidado la tarjeta de memoria!!!! Pensaba que me iba a dar un infarto pero Suta por querer calmarme me dijo que no me preocupara que por los sitios turísticos tendrían que vender tarjetas. Querer encontrar una tarjeta de memoria es como pretender comprar un lingote de oro, recorrimos todas las posibles tiendas y en todas estaban agotadas… Así que revisar bien vuestro equipo antes de salir para que no os pase lo que a mí. Menos mal que tenía mi móvil que hace unas fotos decentes pero claro, la calidad no es la misma, así que si las fotos las veis quemadas o de mala calidad ya sabéis porque es…

Al templo de Tamana Ayun situado en Mengwi también se le llama templo de los jardines bonitos y razones no le falta…

12

13

Este cartel está en la entrada del templo y en la de muchos otros templos más. No se ve muy bien pero pone que está prohibido entrar al templo si se está con la regla. Evidentemente nadie mira si estás o no estás con la regla, pero es una tradición que tienen los balineses de hace muchos años. La razón es porque antiguamente como las mujeres solo usaban faldas no podía caer “nada” en el suelo porque sino se manchaba y se consideraba impuro. Las balinesas más tradicionales todavía siguen cumpliendo esa norma, incluso en los días que están menstruando tampoco pueden pasar a la cocina y la ropa que usan esos días no la pueden mezclar con la demás ropa ni llevarla otro día al templo.

10

Una superstición que hay en este templo es que si entras por una puerta tienes que salir por la otra para tener buena suerte, aunque no lo seáis no cuesta nada hacerlo, por si acaso…jajajajajaja

9

De aquí nos fuimos a Tanah Lot, que no sé por qué no había buscado nada de información antes de empezar el viaje por eso me llevé la sorpresa que me llevé y muy grata por cierto.

Tanah Lot significa en balinés Tierra-mar y es unos de los 7 templos que hay construidos en el mar alrededor de Bali. El templo está construido sobre una roca y dentro de esta se cree que hay una serpiente gigante que la protege, la serpiente gigante no sé pero serpientes venenosas sí hay y cuando la marea es baja y se puede acceder la gente hace cola para entrar. Donde está prohibido pasar es al propio templo. Solo lo pueden  hacer los sacerdotes o los que vayan a participar en ceremonias. Para entrar a esa zona también hay que pagar y primero vas por un camino que bordea la costa hasta que llegas al templo. En resumen…es una maravilla de sitio, digno de ver sin falta cuando se visita Bali. Os pongo unas fotos para que juzguéis vosotros mismos.

ImagenAntes de ver Tanah Lot nos encontramos con otro templo al que sí se tiene acceso Pura Batu Balong. Una pasada para hacer fotos y yo sin cámara!!!

6

En estas playas de arena negra y con estas olas sólo está permitido hacer surf a los lugareños.  Una pena para los turistas…

7

Esta es la maravillosa vista de Tanah Lot!!!! Una pena que haya tanto turista y una suerte haber ido en marea baja

8

El acceso al templo está prohibido pero esa puerta que se ve ahí debajo se supone que hay serpientes que son las que custodian el templo. Demasiada cola llena de japoneses para entrar…

Como os podeis imaginar las puestas de sol en este sitio son espectaculares pero ese día no tuvimos tanta suerte porque estaba nublado así que nos fuimos a cenar rumbo a Jimbaran!!!

Dentro de las excursiones que teníamos programadas venía una cena mariscada en la playa de Jimbarán, que la verdad no le di la mayor importancia. Me dijeron que de las mejores cosas que se podían comer en Bali era el marisco y me pensaba que a lo mejor lo de la cena iba por eso pero nunca me imaginé el sitio tan espectacular que podría ser. Me pensaba que la cena iba a ser en un restaurante tipo chiringuito en la playa, en una terraza y poco más. Cual fue nuestra sorpresa cuando al atravesar el restaurante vimos una playa de arena inmensa llena de mesitas con velas  amenizado por un espectáculo balinés. Nos quedamos con la boca abierta!!!!

11

Yo por lo menos nunca había estado en un sitio así. El sitio era romántico a no más poder, tuve la misma sensación cuando vi la Fontana di trevi en Roma.

No tengo ni idea de cuanto puede costar aquí una mariscada. El menú tenía como primer plato una sopa de verduras, y luego un plataco de mariscada que tenía langosta, gambas, almejas, sepia y un cuenco de arroz y luego de postre te daban un té y fruta, también nos pedimos un coco pero estaba un poco amargo. Bueno aquí dejo la foto por si se me olvida algo del plato de mariscada.

8477_10153364493250002_1802654913_n

553843_10153364492555002_356189551_n

Lo que más pena me dio fue no poder cenar con Suta ya que era el último día que estaba con nosotras, pero ellos tienen prohibido cenar con los clientes. Así que él y el chófer esperaron pacientemente por nosotras en la entrada.

3

El baile balinés era la guinda del pastel de la cena pero a parte de eso también venían por las mesas músicos callejeros con sus guitarras para que les dieras propina. En nuestro caso nos tocaron la canción de You are beautiful de James Blunt, se me puso la piel de gallina!!!

Una cosa curiosa era que todos los restaurantes de esa playa se llamaban Café en vez de restaurant, el nuestro en concreto era Caviar Café como se puede ver en la foto.

Cenar en Jimbaran es parada obligatoria sobre todo si vas en pareja!!! Después de esta cena nos fuimos al hotel y nos despedimos de Suta y el chófer (que ahora mismo no me acuerdo como se llama), como se portaron tan bien con nosotras les dejamos a cada uno una buena propina. Suta dice que es de mala educación pedirlas y no recibirlas jejejejejeje. Nos dijo que nos daría en una tarjeta su email para seguir en contacto a través de su jefe cuando nos recogiera para ir al aeropuerto pero digo que se le olvidó…Así que si alguien que haya ido a Bali lo conoce y sabe como contactar con él por favor que me lo diga!!! :-S

En el próximo post meteré dos días porque en uno de ellos volvimos a quedarnos en el hotel y 3 horitas de masaje, así que poco que contar de ese día…

Anuncios

Día 3: Batuan, Kintamani, Tegalalang (parte II)

Estándar

Después de dejar Batuán nos fuimos rumbo a Tegalalang, la zona de los arrozales. Tenía muchas ganas de ver este sitio porque casi todo el mundo dice que los arrozales es de las cosas más bonitas que tiene Bali. Pero antes nuestro guía Suta nos llevó a las cascadas de Goa Batu. Para entrar hay que pagar, sino me equivoco cuesta unas 15000 rupias por persona  (1 euro). Tienes la opción de meterte por un camino para ir a las cascadas o quedarte en un mirador donde ves las cascadas de frente. Elegimos la segunda opción porque entre el bochorno que hacía y los mosquitos que intuía que había la verdad es que no apetecía nada y fotográficamente me venía mejor. Las vistas espectaculares!!!

_DSC0047

_DSC0046

Muchos balineses vienen a estas cascadas a darse un bañito, sobre todo es típico ver a los más jóvenes saltar al lago. Si tenéis oportunidad de ir y os gusta el campo seguro que no os lo pensaréis para llegar hasta las cascadas.

Al continuar nuestro camino tuvimos la grandísima suerte de encontrarnos con un funeral balinés. Sí sí como lo leéis!!! En Bali,  y me imagino que en el resto de sitios de parecida religión, el concepto de muerte y funeral es totalmente diferente al que tenemos nosotros. Para empezar los balineses se visten con sus mejores galas y tiran la casa por la ventana. Un funeral balinés es muy costoso, por lo que cuanto más ostentoso se vea un funeral quiere decir que el muerto en vida ha sido una persona rica. Si por ejemplo la familia no es muy pudiente el muerto permanece enterrado hasta que esa familia pueda ahorrar y darle una cremación como manda la tradición. En el caso que vimos Suta nos explicó que tenía toda la pinta de que la familia de las personas fallecidas eran de dinero (era un funeral múltiple)

_DSC0085

Estos son lo que nosotros llamamos féretros, mejor pinta que nuestras cajas tienen…

Pues el funeral comienza sacando al muerto de su casa y darle unas cuentas vueltas con el fin de desorientarlo para que su alma no sepa volver a su casa, bueno ellos dicen para que no vuelva molestando. Qué curioso verdad??. La cremación que es la liberación del alma empieza por meter al muerto en el toro, a ese toro lo pasean por el pueblo, hay como una especie de orquesta detrás de él y en general la sensación que te da es que parece que el pueblo está de fiesta porque tampoco ves a la gente llorar, por lo menos le entendí a Suta que estaba prohibido.

_DSC0077

Pues este es el toro en cuestión, dentro va el muerto para ser quemado. Esos niños ahí subidos… pues no tengo ni idea pero me parece un poco tétrico!!

_DSC0087

Estos son los asistentes al funeral, todo alegría!!!

Conseguimos dejar el pueblo y por fin llegó la hora de conocer Tegalalang. Impresionante las vistas pero por otro lado decepción por lo explotado que está eso turísticamente. Me pensaba que íbamos a meternos en una zona solo de montaña, que lo más seguro que fuera así antes pero según vas subiendo la carretera no hay más que tiendas y tiendas de souvenirs que estropean el paisaje para mi gusto. También hay como terrazas con vistas a los arrozales para tomarte un té o café tranquilamente, bueno eso sí me parece buena idea. Aquí también existe la opción de meterte en los arrozales y hacer caminatas de una hora, en muchas excursiones te ofrecen eso pero a las doce de la mañana como que no apetecía (todo por culpa del calor).

_DSC0098

Arrozales de Tegalalang, bonito verdad?

_DSC0108

Estos es lo que no es tan bonito, toda la carretera llena de tiendas para los turistas

Después de hacernos las respectivas fotos en el mirador nos dirigimos a Kintamani pero antes Suta nos tenía reservada otra visita, una visita agroturista como decía él. La verdad es que estaba muy intrigada porque no tenía ni idea de lo que era una visita agroturista. Llegamos a un sitio que se llama Bali Pulina, ahí pudimos ver los distintos árboles que existen en Bali, flores y ver la manera que tienen de hacer café (o eso me pareció).

_DSC0116

La verdad es que al principio me sentí como si estuviera en una excursión del colegio, como a las que te suelen llevar cuando eres pequeño pero lo que no sabía es que lo interesante estaba por llegar… De repente nos presentan a un animalito que yo no había visto en la vida y nos empiezan a explicar la elaboración de un café que es lo más de lo más en el mundo. Claro yo como no soy cafetera ni idea de que existían estas cosas!!!

El animal en cuestión se llama Luwak, parece como una mezcla de perro y gato, hurón…no sé, nunca lo había visto. La traducción en cristiano es civeta, que tampoco había escuchado ese nombre en mi vida. Este animal lo que hace es comerse frutos rojos de café que luego lo expulsa a través de las heces. La pepita de ese fruto no lo digiere, entonces al fermentar en el estómago lo que hace es darle más sabor a ese grano y quitarle la amargura que suele tener el café. Luego de esas heces sacan los granos, lo lavan y lo tuestan un poco para que no pierda sus propiedades.

Indonesian_farmer_shows_coffee_beans_already_digested_by_Asian_Palm_Civet,_but_before_cleaning_and_roastingEsta foto es sacada del google porque no he tenido la suerte de ver cacas de luwak, pero es curioso…

kopi-luwak

Y este es el luwak comiendo los frutos de café, la imagen también es descargada del google

Pues como os podéis imaginar este café es carísimo por su elaboración y por lo que cuesta recolectar cacas de este animal. Evidentemente existen granjas de luwak pero el mejor café es el que se hace a partir de lo que se recolecta en los bosques. Un tarrito como el de la foto cuesta casi 25 euros, casi ná!!!!!!

1380748_10153341921950002_477533160_n

Lo abriré cuando me pidan matrimonio…jajajajaja

Tras este descubrimiento nos llevaron a una terraza con unas vistas espectaculares y nos hicieron una degustación de tés, cafés y chocolates. Una pasada y todo riquísimo!! El café de Luwak iba a parte si querías probarlo pero me lo dieron a oler y me enganchó rápidamente por eso decidí darme el capricho y comprarlo.

_DSC0126

La tapita que nos pusieron era como plátano frito y como no…picaba algo.

_DSC0121

Y estas son las vistas que teníamos en la degustación!!!

Y por fin llegamos al último destino del día, Kintamani. Es un volcán que hay en el noreste de la isla y creo que el único sitio donde hace frío, qué gustito!!! Está situado en el monte Batur, y al lado de un lago, el lago Batur. Como era la hora de comer nos llevaron a un restaurante con una terraza con vistas al volcán, la verdad que muy bonito el sitio. El restaurante era buffet, costaba unos 11 euros el menú (precio turista) y no era el único restaurante de ese tipo claro, la carretera estaba llena. El nuestro se llamaba Puncak Sari.

_DSC0130

Estas son las vistas desde el restaurante

Después de comer nos dirigimos otra vez a Nusa Dúa, si pasó una vaca volando ni nos enteramos porque nos tiramos casi todo el viaje de vuelta durmiendo. Para el día siguiente nos esperaba descanso y disfrutar un poco del todo incluido por lo que no haré entrada para ese día, resumiré solo un poco en la siguiente entrada q va a ser muy bonita, la verdad que fue el día que más me gustó a pesar del contratiempo…