Después de dejar Batuán nos fuimos rumbo a Tegalalang, la zona de los arrozales. Tenía muchas ganas de ver este sitio porque casi todo el mundo dice que los arrozales es de las cosas más bonitas que tiene Bali. Pero antes nuestro guía Suta nos llevó a las cascadas de Goa Batu. Para entrar hay que pagar, sino me equivoco cuesta unas 15000 rupias por persona  (1 euro). Tienes la opción de meterte por un camino para ir a las cascadas o quedarte en un mirador donde ves las cascadas de frente. Elegimos la segunda opción porque entre el bochorno que hacía y los mosquitos que intuía que había la verdad es que no apetecía nada y fotográficamente me venía mejor. Las vistas espectaculares!!!

_DSC0047

_DSC0046

Muchos balineses vienen a estas cascadas a darse un bañito, sobre todo es típico ver a los más jóvenes saltar al lago. Si tenéis oportunidad de ir y os gusta el campo seguro que no os lo pensaréis para llegar hasta las cascadas.

Al continuar nuestro camino tuvimos la grandísima suerte de encontrarnos con un funeral balinés. Sí sí como lo leéis!!! En Bali,  y me imagino que en el resto de sitios de parecida religión, el concepto de muerte y funeral es totalmente diferente al que tenemos nosotros. Para empezar los balineses se visten con sus mejores galas y tiran la casa por la ventana. Un funeral balinés es muy costoso, por lo que cuanto más ostentoso se vea un funeral quiere decir que el muerto en vida ha sido una persona rica. Si por ejemplo la familia no es muy pudiente el muerto permanece enterrado hasta que esa familia pueda ahorrar y darle una cremación como manda la tradición. En el caso que vimos Suta nos explicó que tenía toda la pinta de que la familia de las personas fallecidas eran de dinero (era un funeral múltiple)

_DSC0085

Estos son lo que nosotros llamamos féretros, mejor pinta que nuestras cajas tienen…

Pues el funeral comienza sacando al muerto de su casa y darle unas cuentas vueltas con el fin de desorientarlo para que su alma no sepa volver a su casa, bueno ellos dicen para que no vuelva molestando. Qué curioso verdad??. La cremación que es la liberación del alma empieza por meter al muerto en el toro, a ese toro lo pasean por el pueblo, hay como una especie de orquesta detrás de él y en general la sensación que te da es que parece que el pueblo está de fiesta porque tampoco ves a la gente llorar, por lo menos le entendí a Suta que estaba prohibido.

_DSC0077

Pues este es el toro en cuestión, dentro va el muerto para ser quemado. Esos niños ahí subidos… pues no tengo ni idea pero me parece un poco tétrico!!

_DSC0087

Estos son los asistentes al funeral, todo alegría!!!

Conseguimos dejar el pueblo y por fin llegó la hora de conocer Tegalalang. Impresionante las vistas pero por otro lado decepción por lo explotado que está eso turísticamente. Me pensaba que íbamos a meternos en una zona solo de montaña, que lo más seguro que fuera así antes pero según vas subiendo la carretera no hay más que tiendas y tiendas de souvenirs que estropean el paisaje para mi gusto. También hay como terrazas con vistas a los arrozales para tomarte un té o café tranquilamente, bueno eso sí me parece buena idea. Aquí también existe la opción de meterte en los arrozales y hacer caminatas de una hora, en muchas excursiones te ofrecen eso pero a las doce de la mañana como que no apetecía (todo por culpa del calor).

_DSC0098

Arrozales de Tegalalang, bonito verdad?

_DSC0108

Estos es lo que no es tan bonito, toda la carretera llena de tiendas para los turistas

Después de hacernos las respectivas fotos en el mirador nos dirigimos a Kintamani pero antes Suta nos tenía reservada otra visita, una visita agroturista como decía él. La verdad es que estaba muy intrigada porque no tenía ni idea de lo que era una visita agroturista. Llegamos a un sitio que se llama Bali Pulina, ahí pudimos ver los distintos árboles que existen en Bali, flores y ver la manera que tienen de hacer café (o eso me pareció).

_DSC0116

La verdad es que al principio me sentí como si estuviera en una excursión del colegio, como a las que te suelen llevar cuando eres pequeño pero lo que no sabía es que lo interesante estaba por llegar… De repente nos presentan a un animalito que yo no había visto en la vida y nos empiezan a explicar la elaboración de un café que es lo más de lo más en el mundo. Claro yo como no soy cafetera ni idea de que existían estas cosas!!!

El animal en cuestión se llama Luwak, parece como una mezcla de perro y gato, hurón…no sé, nunca lo había visto. La traducción en cristiano es civeta, que tampoco había escuchado ese nombre en mi vida. Este animal lo que hace es comerse frutos rojos de café que luego lo expulsa a través de las heces. La pepita de ese fruto no lo digiere, entonces al fermentar en el estómago lo que hace es darle más sabor a ese grano y quitarle la amargura que suele tener el café. Luego de esas heces sacan los granos, lo lavan y lo tuestan un poco para que no pierda sus propiedades.

Indonesian_farmer_shows_coffee_beans_already_digested_by_Asian_Palm_Civet,_but_before_cleaning_and_roastingEsta foto es sacada del google porque no he tenido la suerte de ver cacas de luwak, pero es curioso…

kopi-luwak

Y este es el luwak comiendo los frutos de café, la imagen también es descargada del google

Pues como os podéis imaginar este café es carísimo por su elaboración y por lo que cuesta recolectar cacas de este animal. Evidentemente existen granjas de luwak pero el mejor café es el que se hace a partir de lo que se recolecta en los bosques. Un tarrito como el de la foto cuesta casi 25 euros, casi ná!!!!!!

1380748_10153341921950002_477533160_n

Lo abriré cuando me pidan matrimonio…jajajajaja

Tras este descubrimiento nos llevaron a una terraza con unas vistas espectaculares y nos hicieron una degustación de tés, cafés y chocolates. Una pasada y todo riquísimo!! El café de Luwak iba a parte si querías probarlo pero me lo dieron a oler y me enganchó rápidamente por eso decidí darme el capricho y comprarlo.

_DSC0126

La tapita que nos pusieron era como plátano frito y como no…picaba algo.

_DSC0121

Y estas son las vistas que teníamos en la degustación!!!

Y por fin llegamos al último destino del día, Kintamani. Es un volcán que hay en el noreste de la isla y creo que el único sitio donde hace frío, qué gustito!!! Está situado en el monte Batur, y al lado de un lago, el lago Batur. Como era la hora de comer nos llevaron a un restaurante con una terraza con vistas al volcán, la verdad que muy bonito el sitio. El restaurante era buffet, costaba unos 11 euros el menú (precio turista) y no era el único restaurante de ese tipo claro, la carretera estaba llena. El nuestro se llamaba Puncak Sari.

_DSC0130

Estas son las vistas desde el restaurante

Después de comer nos dirigimos otra vez a Nusa Dúa, si pasó una vaca volando ni nos enteramos porque nos tiramos casi todo el viaje de vuelta durmiendo. Para el día siguiente nos esperaba descanso y disfrutar un poco del todo incluido por lo que no haré entrada para ese día, resumiré solo un poco en la siguiente entrada q va a ser muy bonita, la verdad que fue el día que más me gustó a pesar del contratiempo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s