Viaje a Perú. Día 1: Lima-Cuzco

Estándar

Después de estar unas cuántas semanas desaparecida por fin me he decidido a escribir sobre mi viaje a Perú en el 2011 (cómo pasa el tiempo!!!). He estado recopilando las excursiones, fotos, recordando…y este viaje tiene tela para cortar. Ojalá me acordara de todo pero aún así es muchísima la información que tengo que recopilar y ordenar.

Para este viaje aunque tuvimos que cruzar el charco y fueron 15 días sin duda esta vez elijo “Mochila” por la de excursiones que hicimos de andar andar y andar…

Por qué Perú? Evidentemente tenía muchas ganas de conocer mis raíces ya que como comenté en otro lado mi madre es peruana. Aunque fui de pequeña evidentemente son pocos los recuerdos que me quedaban de esos viajes y no quería dejar la oportunidad para más tarde. A parte, aunque parezca increíble, mi madre siendo de ahí no conocía Machupichu y me pareció la ocasión perfecta para hacerlo.

La ruta que hicimos fue Lima-Cuzco-Lima-Trujillo-Chiclayo

Tras doce horas de avión (me acuerdo del viaje a Bali y esto para mí ya no es nada…) llegamos a Lima. Como no podría ser de otra manera nos estuvieron esperando familiares nuestros (y menos mal). Cuando llegas a ese aeropuerto lo primero que te encuentras son taxistas tirándose a tu cuello para que los contrates. Es cierto que esto pase en los aeropuertos de muchos países pero en Perú hay que tener un especial cuidado.

Consejos para coger taxi:

  • Asegúrate de que el taxista sea de una empresa porque hay muchos particulares que se hacen pasar por taxistas y puedes tener suerte de que en realidad trabajen en eso o sean ladrones. En nuestro caso fue un particular pero conocido de mi tía que nos dio unos cuantos consejos al subir.
  • Nada más subir nos pidón que dejáramos los bolsos en el suelo (ellos dicen el piso) porque puede pasar que los ladrones al pasar por el taxi vean algo que les guste y te rompan la ventanilla sin ningún reparo.
  • Ni que decir que ni se te ocurra utilizar móvil, tablet, o cualquier cosa que pueda atraer a ladrones
  • Asegúrate de que funcionan los seguros de las puertas
  • Y un último consejo muy importante, antes de subir al taxi asegúrate de que no haya nadie dentro…increíble pero cierto.

Pues después de subir al taxi y seguir las recomendaciones (cagada de miedo) tocó observar por la ventanilla lo que era el Nuevo mundo…la verdad es que choca ver ciertas cosas.

Hicimos noche en Lima para luego volver al aeropuerto y coger un avión a Cuzco. Sin lugar a dudas coger un avión es la mejor opción sino quieres pasarte horas y horas en un autobús por unas carreteras que ni me quiero imaginar como estén. Ahí el concepto de autovía y autopista no está implantado.

La compañía aérea que suele operar para vuelos nacionales es LAN y la verdad es que la atención es buenísima. Ya podía tomar ejemplo algunas otras compañías de aquí. La primera advertencia que hago es que hay una diferencia abismal en el precio de billete entre un peruano y un turista. Como mi madre tiene doble nacionalidad evidentemente ella se sacaba los billetes con pasaporte peruano. Creo recordar que mientras a ella le costaba el billete unos 80 euros a mí me costaba unos 200 (incluso creo que más). Así que si visitáis Perú y estáis en mi misma situación (madre o padre peruano) antes de viajar sacaros el pasaporte peruano que os va a salir todo muchísimo más barato. No solo billetes de avión sino también excursiones. Eso de que en Perú es más barato contratar ahí las excursiones…Miauuuuu!!!! El pasaporte es el que manda y por ser turista te clavan.

El viaje en avión la verdad que muy bien. La atención de las azafatas fenomenal y para ser un vuelo corto tienes tu periódico, un vídeo turístico, el desayuno, y un mate de coca.

Avión LAN

Cuando la azafata así de buenas a primeras me ofreció un mate de coca pues me quedé un poco alucinada porque lo primero que piensas es en la coca que conocemos en Europa. Hasta que no vi que para mi madre era lo más normal del mundo no me quedé tranquila jajajajajajaja. Quién me iba a decir a mí que luego hasta la masticaría!!!

Vistas espectaculares

Vistas espectaculares

Pues después de una hora en el avión (aproximadamente) llegamos al aeropuerto de Cuzco (pequeñito) y otra vez tuvimos la suerte de ser recibidos por otros familiares (vivan los familiares repartidos por el mundo!!!!)

Consejos importantes al llegar a Cuzco:

  • Cuzco es una ciudad que está situada a 3400 metros de altura, casi nada!!!! Por lo que es típico que las primeras horas te empieces a encontrar mal. Mareos, ganas de vomitar… El cuerpo tiene que acostumbrarse a esa altura por lo que recomiendan descansar unas cuantas horas antes de visitar nada.
  • El mate de coca en el avión tiene su función y es la de aliviar el malestar cuando aterrices. Si te has tomado un mate en el avión deja que pasen por lo menos dos horas antes de tomarte el siguiente porque si no estás acostumbrado a esta bebida tomarla en exceso seguro q es malo jejejejejeje.
  • Si no eres muy amigo de los mates otra opción son los caramelos de coca (idénticos a los que te encuentras en Holanda!!!)
  • Cuando llegues a Cuzco no te comas la cabeza y pienses que es el día del orgullo gay. La bandera de Cuzco es prácticamente igual que la bandera gay, sólo se diferencian por un color que no me acuerdo cuál es.
Bandera de Cuzco (Imágen de Google)

Bandera de Cuzco (Imágen de Google)

Nosotras como nos quedamos en casa de unos familiares decidimos ponernos al día y descansar porque los días sucesivos iban a ser de traca. Todas las excursiones nos las contrataron desde ahí, pero con la diferencia de que a mi madre le salió mucho más barato. En el próximo post ya contaré las rutas, lo que hicimos etc porque tiene para unos cuántos!!!

Cuzco

Cuzco

27 Lugares increíbles que tienes que visitar antes de morir

Estándar

No he podido evitar compartir este artículo que resume la mayoría de los sitios a los que me gustaría ir. Para mi gusto faltan algunos pero es que hay tantos… De momento en esta lista ya tengo dos tachadas. Y vosotros???!!!!

http://www.buzzfeed.com/ariellecalderon/lugares-increibles-que-tienes?s=mobile

Sopló el viento enamorado

Estándar

Antes de ponerme a escribir sobre otro viaje quiero compartir con vosotros un relato que escribió mi madre hace dos años para un libro que editó el ayuntamiento de Puertollano.

Diario de viaje es fruto de un taller que se realizó hace unos años donde personas de otros países contaban sus vivencias y que hoy en día son vecinos de Puertollano.  Ya que este blog se basa en eso…en el placer y las experiencias que te da el viajar, no he querido perder la oportunidad de compartir el relato que tantas veces me hace llorar y que me recuerda que tengo una madre todoterreno.

Su relato se llama “Sopló el viento enamorado”, espero que os guste…

Cuando el avión despegaba del aeropuerto de Lima, no podía sospechar que me estaba alejando de Perú para volver a él solo circunstancialmente. Mi vida iba a tener un cambio con el que no contaba. Años más tarde regresaría para visitar a los seres queridos que había dejado allí, mi madre y mis 8 hermanos, mi padre ya había fallecido. Tal vez mi madre sí tuvo la percepción de que aquello no era un simple viaje de placer porque antes de partir me daba esta recomendación: quiero que siempre tengas presente lo que te voy a decir, donde quiera que vayas recuerda que con tu comportamiento estás representando a tu familia y a tu país. 

De mi partida hace ya más de 30 años.

Mi nombre es Amanda y llegué a España aprovechando la compañía de mi hermana, quien venía por segunda vez, con la ilusión de conocer lo que por diversos medios había visto y escuchado referido a este país. Estaba muy interesada en las nuevas costumbres, paisajes…además de reencontrarme en la tierra de uno de mis antepasados (por parte de madre) que a su vez emigró a Perú en busca de fortuna.

De mi llegada a Asturias puedo decir que me llamó mucho la atención la similitud de su arquitectura, sobre todo con la serranía peruana, sin duda influencia de la colonización española. Lo que más me impresionó fue el tono tan fuerte y el acento especial que tenían los habitantes de la cuenca minera, me resultaba un tanto difícil de entender. Yo escuchaba y me daba la impresión de que siempre estaban enfadados, aunque con el tiempo pude comprobar que eran gente maravillosa.

Al cabo de unos días me instalé en Oviedo, una hermosa ciudad de donde tengo muchos recuerdos. Allí realicé unos cursos que en esos momento me parecieron interesantes. Mi vida se iba desarrollando con las dificultades propias de una persona que está en un país diferente, al cual había llegado como turista llena de ilusiones. He tenido muchos momentos de tristeza y soledad por estar lejos de mi familia y mis amistades. Además mi estancia en Asturias no estuvo exenta de contrariedades, aunque parezca mentira fue allí donde conocí lo que significaba pasar hambre. La mensualidad que me mandaba mi madre desde Perú dejó de llegarme porque el gobierno de turno exigía ciertos requisitos para permitir que el dinero saliese del país, hubieron de realizarse nuevos trámites para este menester. Gracias a mis amigas que una vez por semana me invitaban a comer a sus casas lograba llenar el estómago, aunque ellos jamás supieron lo que me estaba pasando. La parte positiva de aquella situación es que tuve la oportunidad de conoces a sus familias que me trataron con mucho cariño.

Yo seguía aprovechando los momentos que la vida me iba ofreciendo, me marché por un tiempo a Irlanda. A mi vuelta a España tenía la tarjeta de boda de mi buena amiga Montse al tiempo que mi madre me comunicaba que ya tenía comprado el billete de vuelta para regresar a mi país. Yo le pedí que me diese el tiempo necesario para poder asistir a la boda de mi amiga.

Mi destino iba a dar un giro radical, aunque yo no tenía ni idea de lo que estaba a punto de sucederme. En la boda de Montse tuve la suerte de conocer al que más tarde sería mi marido.

Marcos, llegó tarde al banquete…casualmente fue a sentarse en la silla libre que había a mi lado. Después pude saber que ya el novio le había hablado de mí como persona interesante para él, porque me conocía de unos días que estuve en casa de los familiares de la novia.

Desde el primer momento nos caímos bien, a la hora de brindar él me pidió hacerlo juntos. Yo me negaba porque no le conocía de nada, a pesar de eso los amigos me animaron y terminamos no solo brindando sino haciéndonos una fotografía.

Comencé a aplazar mi regreso a Perú una y otra vez. Me regaló el anillo de compromiso y me presentó a sus padres. Yo no tenía intención de amarrarme a nadie pero después de un año y medio de relación me casé con él.

Hace diez años que por motivo de trabajo nos trasladamos a vivir a Puertollano. De nuevo comenzar de cero para ubicarme en otro lugar diferente, dejando familia, amigos. Adaptarse a la nueva ciudad, sobre todo teniendo en cuenta que me quedaba sola en casa con mis hijos porque mi esposo trabajaba fuera y regresaba con nosotros sólo los fines de semana. Gracias a dios tuve la suerte de conocer gente maravillosa, me adapté al ritmo del pueblo, completamente integrada, sintiéndome una más, viviendo al máximo el latir de la ciudad.

Todo parecía sonreírnos, estábamos ilusionados con las casas que nos habíamos comprado, volcándonos con nuestro trabajo e ilusión en nuestro proyectos, teníamos planes a corto plazo. Cerca estaban las vacaciones de mi marido, las navidades, cuando en una nefasta y fría noche, el 29 de Noviembre del 2008 un desgraciado accidente de trabajo me lo arrebataba, dejándome tan sólo su recuerdo y a mis dos queridos hijos. Marcos y Vanesa, quienes son ahora mi apoyo y compañía. Como también lo son los hermanos de mi marido y los míos propios, con todos ellos tengo largas charlas telefónicas.

Los proyectos que ya teníamos los he llevado a cabo después de su muerte. Habíamos comprado una casa en un pueblo cercano y realicé las reformas que habíamos previsto, a pesar del esfuerzo que suponía porque tuve que obtener el carnet de conducir para tener la suficiente autonomía en mis desplazamientos. Es dura la soledad, sobre todo en días señalados y ante los problemas.

Aún con mucha tristeza, mi vida continúa tratando de ver que detrás de las espinas también hay rosas y  busco día a día cómo encontrarlas en los detalles de las pequeñas cosas.”
image

Día 8: De regreso a casa

Estándar

Y llegó el tan temido día, adiós a las vacaciones… Como no nos recogían hasta las cinco de la tarde por la mañana aproveché mis últimos minutos de playa y piscina hasta que llegó la hora de dejar la habitación. Como en todos los hoteles nos guardaron las maletas y nos fuimos a comer a un sitio que había cerca del hotel, que fue donde comimos el primer día que llegamos y estaba tan barato. Después volvimos al hotel y nos pusimos a ver las tiendas que había en la planta de arriba. Nunca nos habíamos fijado y tenían cosas preciosas. Como no mi madre se compró un collar muy bonito y yo me quedé con las ganas…

A la hora de prepararnos para irnos al aeropuerto nos ofrecieron la zona del spa para ducharnos y cambiarnos. Y en ese momento fue cuando me di cuenta que teníamos que habernos dado los masajes en ese spa. Menuda diferencia!!!! La decoración exquisita, muy relajante, moderno…eso sí era un spa!!! Yo ya había leído antes del viaje que el spa del hotel era una maravilla pero mucho más caro que cualquier spa fuera de esa zona. Aún así merece la pena, para la próxima ya lo sé.

Nos vino a recoger el jefe de Suta para llevarnos al aeropuerto. Sabía hablar también español y la verdad…nada que ver con Suta. A él sí se le notaba que era el jefe y más listo que el hambre. Un poco altivo pero eso sí, lo primero que hizo fue disculparse por lo que pasó en la excursion de la isla de Lembongan. El chófer sí era el mismo que el que tuvimos todos estos días. Ahora que me acuerdo creo que se llama August. A la hora de ir el jefe a por el carro para las maletas le volvimos a dar propina a August porque no pensaba darle ni un euro al jefe, me cayó fatal!!!! Según comentó Suta una vez sin querer, ellos cobran una miseria en comparación a lo que les cobra el jefe a los turistas y puedo asegurar que el trabajo que hacen estos guías es impresionante y muy sacrificado!!! Por eso cuando nos despedimos del jefe y vio que no le dimos ni una rupia se quedó a cuadros pero nos dio igual…

Entrar al aeropuerto es…una pesadilla?? Nada más pasar la puerta tienes un control para pasar todas tus maletas. Una vez pasadas las maletas llegamos al stand para sacar el billete y nos dicen que el avión es más pequeño y que apenas quedan plazas. Menos mal que fuimos con mucho tiempo de antelación!!!! Así que a mi madre le tuvieron que sacar un billete de Bali a Singapur en un asiento, para que en Singapur se volviera a cambiar a otro asiento, y para más remate nos nos podíamos sentar juntas hasta que no llegáramos a Amsterdam. Increíble!!!!

Para pasar a la zona de embarque otra vez tuvimos que pasar otro control donde te abren todo el equipaje de mano y te lo registran minuciosamente y lo peor de todo es que no era el último. Yo no entiendo como hay aeropuertos donde no hace falta sacar los cargadores y aquí te obligan a sacar todos los cables que tengas y pasar por un montón de controles, lo mismo es que tienen muchas ganas de condenar a alguien con pena de muerte por drogas.

Cuando por fin llegamos a la zona de embarque esperaba encontrarme tiendas pues como las hay en todos los aeropuertos. Con cosas mucho más bonitas que las que te puedes encontrar en las tiendas de zona turista aunque sean más caras. Pues para mi sorpresa eso parecía un mercadillo. Las tiendas que eran de marcas tenían precios de aquí y ropa pasada de temporada. Y las demás tiendas de souvenirs eran  tiendas muy normales con cosas como las que te encuentras en los puestos de la calle. Eso sí, hay tiendas para aburrir, sobre todo porque casi todas son iguales.

Iba a contar la mala experiencia que tuvimos a la hora de coger el avión pero paso de despedir el viaje de Bali con cosas malas cuando la mayoría ha sido todo maravilloso.

Me ha gustado tanto esta isla que espero volver algún día. Sobre todo porque nos han quedado cosas por ver, porque yo siempre digo que la segunda vez que visitas un sitio lo disfrutas más y porque me gustaría ir con otra gente o quizás casarme!!!! Si tuviera que elegir lo que más me ha gustado de la isla sería con la amabilidad de su gente y me resultaba curioso que cuanto más humilde era la zona en la que estabas mejor te trataban sin tener por qué!!! EN ningún momento tuve problemas para hacer fotos a la gente, ellos mismo me pedían que les hiciera un foto y sin pedirme dinero. Los únicos momentos de agobio que tuvimos fueron cuando entrábamos a comprar a algún sitio o paseábamos por una zona de puestos, los vendedores demasiado pesados pero por lo demás muy bien. Y si pudiera elegir algo de la isla para llevarme a España sin duda me llevaría a Suta para hacer realidad su sueño de conocer España y la nieve. Es el primer sitio asiático que visito y seguramente países como Tailandia, Vietnam, Camboya sean igual de acogedores y bonitos pero algo tiene esta isla que a lo largo de la historia ha enamorado a artistas de renombre.

Pues aquí se termina nuestro viaje con mucha pena y con media maleta llena de recuerdos…

cached1670740430

Regalitos!!!

El siguiente video es un resumen de todo el viaje , también se puede ver en la página principal en el apartado Momentos…

Día 6 y 7: Spa e Isla de Lembongan

Estándar

Después del día tan increíble que tuvimos el día anterior habíamos organizado para hoy una excursión a la isla de Lembongan. Suta nos había contratado la excursión a través de otra agencia dedicada a excursiones en barco. En concreto nuestra agencia se llamaba Bali Hai diving. Pues desayunamos como los pavos porque a las 7,30 de la mañana nos esperaban en la recepción del hotel. Puntuales como un reloj estuvimos esperando como cosa de dos horas a que alguien nos recogiera hasta que decidimos ver la manera de ponernos en contacto con la agencia para ver que narices pasaba. Nuestro error fue no preguntarle a Suta cómo se llamaba la agencia, preguntarle por un teléfono de contacto o algo. Pero más delito tuvo no tener el móvil de Suta para cualquier emergencia como era este caso. El único teléfono que tenía era el que me venía en la documentación del viaje y no era de Suta sino de su jefe. Tuvimos que montar un pollo en recepción para que nos entendieran porque nosotras lo que se dice hablar inglés poquito y daba la casualidad que el empleado que hablaba español no estaba. Al principio se pensaban que nos habían timado y que era Suta el encargado de recogernos ese día en el hotel. Me moría de la rabia porque sabía que Suta no tenía nada que ver y por nada del mundo quería dejarle mal parado… pero menos mal que al cabo de un rato apareció una chica que hablaba algo de español y logró entendernos y ponerse en contacto con el jefe de Suta. Su jefe llamó a la agencia y por lo visto hubo un mal entendido, es decir, que se olvidaron de nosotras y el barco ya había partido. Así que cambiamos los planes. Para el penúltimo día teníamos pensado darnos un masaje de tres horas así que al final cambiamos el masaje para ese para poder ir al día siguiente a Lembongan.

Mi perreta por ir a Lembongan viene porque en todos los foros de Bali hablaban de que en realidad las playas paradisiacas estaban en las pequeñas islas de Bali y claro…cómo nos íbamos a ir de aquí sin ver el paraíso!!!!! Así que volvimos a contratar el todo incluido y por la tarde irnos al spa que también nos había recomendado Suta.

A las 5 de la tarde un taxi del spa vino a recogernos al hotel. El spa está en Kuta, digamos que es la zona más guiri de Bali y donde están las mejores tiendas y zona de marcha para salir por la noche. Da la sensación de que no parece Bali. El spa se llama Galuh Bali Spa y contratamos tres horas de masajes, spa y tratamiento para el cabello. El precio normal por este pack es de 80 dólares pero al ir de parte de la agencia de Suta nos lo rebajaban a 50 dólares. Si también querías que te dieran el masaje en una cabina individual había que pagar 25000 rupias más (normalmente las cabinas son de dos). El spa en sí la verdad es que para mi gusto era un poco hortera, mucho colorido y mucha flor para un sitio en el que se supone que vas a relajarte y a veces daba la sensación de puticlub.

CT Galuh Bali Spa 2

Esta es la entrada del spa…

Y esta la entrada a la cabina... demasiado color para relajarse

Y esta la entrada a la cabina… demasiado color para relajarse

Yo fui con la idea de que me iban a dar un masaje y que iba a alcanzar el nirvana y lo que me dieron fue una soberana paliza, solo disfruté con el masaje de las manos y los pies y el rato que me dejaron sola dándome un baño en agua de rosas. La chica se subió encima de mí literalmente y a lo mejor la culpa fue mía por tener un montón de contracturas pero es que apretaba cosa mala… Luego cuando llegó la hora del tratamiento del pelo más de lo mismo, parecía que quería sacarme las ideas de la cabeza y también te dan un baño de vapor (igual que el que me da mi peluquera). Teníamos la opción de elegir limpieza  de cara o cabello, y elegimos cabello más que nada porque al día siguiente teníamos que ir a la isla y teníamos miedo de quemarnos vivas al tener la piel de la cara más sensible. Pero mi consejo es que elijáis cara.

Dejamos el spa y nos fuimos al hotel dispuestas a disfrutar una cena con espectáculo de fuego en la playa pero… cuando el día empieza mal seguro que acaba mal también y eso es lo que nos pasó. En la habitación mi madre se da cuenta de que no tenía el móvil y estaba convencida de que se lo había dejado en el spa (a media hora del hotel en taxi). En el spa las cosas las puedes guardar en una taquilla donde tú en todo momento tienes la llave y cuando te vas te dan a firmar una hoja donde aseguras que no te dejas nada dentro. Mi madre la firmó pero como quien firma una patata. Volvimos a recepción (yo muerta de la vergüenza) a volver a montar otro pollo para que nos entendieran. Menos mal que nos entendieron pronto y llamaron al spa. Lógicamente el chico puso como excusa de que nosotras habíamos firmado un papel y que él no se hacía responsable de nada pero que buscarían y si lo encontraban llamarían al hotel. Mi madre no se quedó contenta con la explicación y se obsesionó en que se lo habían robado o que a lo mejor no lo habían buscado bien…madres!!! Así que por sus santos ovarios tuvimos que coger un taxi y plantarnos a ahí para hacer registro. Al llegar al spa ni rastro del móvil, el chico con un cabreo del quince (lógico) y mi madre empeñada en que el móvil estaba ahí. Nos volvimos con las manos vacías, tarde, pagamos un pastón al taxista por la espera y lo peor de todo es que nos perdimos la cena con el espectáculo. Me metí en la cama cabreada a más no poder y esperando a tener mejor día.

Al día siguiente nos levantamos para preparar las cosas para el día en la isla y fíjate que casualidad que al levantar una bolsa me encuentro el móvil de mi madre!!! No sabía si matarla o que así que corrí un tupido velo y decidí centrarme en la excursión. Volvimos a desayunar como los pavos y esta vez sí nos recogieron para llevarnos al barco.

Muchas veces cuando pasan las cosas es por alguna razón y que nos pasaran todas esas cosas el día de antes tuvo sus cosas buenas. Mientras esperábamos a que nos dijera que nos podían subir al barco delante de nosotros se sentó un matrimonio de españoles, creo que los primero que habíamos visto en todo el viaje, y mi madre ni corta ni perezosa se acercó a ellos para saludar. Casualmente habían elegido el mismo paquete de actividades que nosotros así que nos juntamos todos para pasar el día y hacer piña. Luis y Ángel son un matrimonio de Barcelona, todo un ejemplo de complicidad por lo poco que he visto y lo que me gustaría tener algún día con mi pareja. Todos los años ahorran y recorren mundo. Eran ya mayores, o por lo menos tenían ya hijos de mi edad y nos contagiaron su vitalidad y buen rollo en un momento. A diferencia que nosotras ellos acababan de llegar a la isla y esa era su primera excursión.

Nuestra excursión costó 50 euros donde incluía: desayuno en barco, excursión al pueblo de Lembongan, comida, snorkel, paseo en banana boat y merienda en el regreso en barco. Mi madre por ejemplo en vez de snorkel eligió paseo en una barca de cristal para ver el fondo del mar. Y todo esto amenizado con un grupo de música que te tocaba canciones según del país que fueras jajajajajaajaja.

_DSC0135

Uno de los barcos de Bali Hai

_DSC0159

Nuestro barco

La isla una verdadera pasada!!! Y efectivamente, el auténtico paraíso. Se nota que está siendo invadida por el espíritu turista pero de momento no existen complejos hoteleros que estropean el paisaje. Si quieres pasar ahí la noche lo que tienes son bungalows y chiringuitos para comer y cenar pero todo acorde con el entorno.

_DSC0178

Paradisiaco!!!!!

_DSC0179

Para desconectar unos días esta isla es perfecta!!!

Primero nos llevaron a ver el pueblo. Menos mal que el gran grupo de japoneses que vinieron con nosotros eligieron ir al pueblo por la tarde. Así que nos montaron en una furgoneta con un toldillo. Íbamos Luis, su mujer Ángela, dos chicas balinesas, mi madre y yo.

El pueblo tiene su encanto y una de sus atracciones es visitar la casa de un hombre que meditaba en una casa que se hizo debajo del suelo. La verdad que impresiona y no te imaginas como alguien se podía pasar ahí días y días. Te hacen bajar y hay que tener muchísimo cuidado de pisar donde no debes por si te lesionas.

_DSC0184

Este es el altar que tienen en el patio de la casa del hombre que meditaba

Después de ver esa casa y pasar un calor de muerte nos llevaron a la plantación de algas. Nunca pensé que una plantación de algas pudiera ser tan espectacular!!! La isla a parte del turismo vive de la exportación de algas a China con lo que se hacen cosméticos, cremas etc.

_DSC0189

Espectacular!!!!

_DSC0186

Recolectores de algas

Llegó la hora de la comida y nos llevaron a un restaurante, que en realidad era una terraza con buffet, una piscina de agua salada con un tobogán y todo amenizado por el grupo de música que había en el barco. La comida estuvo bien porque todo era comida típica de Bali, hasta la fruta. Había una fruta rara que parecía una cabeza de ajo con saber agridulce, estaba buena pero te dejaba la lengua como una alpargata. La bebida había que pagarla menos el agua, que había una fuente para servirte la que quisieras. Por ejemple en el caso de Luis y Ángela a ellos les habían dado unos vales de bebidas para consumir en el barco y en el restaurante. No sé de qué dependerá de te den esos vales o no. De todas maneras las bebidas no eran caras, una coca cola era 60 céntimos más o menos y podías pagar en todas las monedas.

Después de comer llegó la hora de hacer snorkel. Ahora que lo pienso a lo mejor los japoneses eligieron snorkel por la mañana por el tema de la digestión…jajajajajajaja. Consejo número 1: si vais a hacer snorkel llevaos una cámara de agua porque lo que se ve ahí debajo es espectacular. Yo para variar no la tenía pero el próximo verano me compro una sin falta.

1374808_10153364363420002_1672924270_n

De camino a hacer snorkel

Te llevan a alta mar donde tienen preparada una plataforma y una red, donde la única norma es no salirte de la red. Los peces y los corales que se ven ahí son impresionantes. Los encargados de llevarte ahí tiran trozos de pan para que los peces se acerquen y a veces los tienes nadando entre los dedos de las manos. La experiencia la verdad es que fue increíble, me gustó mucho más que en la Riviera Maya aunque la zona de nado sea más pequeña. De regreso a la isla nos fuimos en paseo en el banana boat a que nos diera un poco el aire jjjjjjjjj. Divertido!!!

A la hora de volver a Bali digamos que el regreso no fue muy agradable. No sé si fue el barco o la marea pero eso se movía una barbaridad. En cuestión de 10 minutos casi todo el barco se puso a vomitar, a marearse, a ponerse pálido… menos mal que yo aguanté el tirón y mi madre se quedó dormida. Lo peor de todo fue ver a la gente mala mientras el grupo de música tocaba como si nada jajajajajaja. Era para tirarles una chancla en la cabeza y decirles que se callen. Y para más remate cada dos por tres te pasaban la bandeja de pasteles para merendar. Consejo número 2: si eres propenso a marearte no comas dulces. Los pastelitos según entraron salieron…me entendéis no?

20131004_084009

Los músicos en cuestión en plena vomitera

Llegamos al hotel, nos duchamos y nos fuimos a cenar al restaurante donde fuimos a cenar el primer día y me pedí el mismo plato como despedida.

Al día siguiente nos esperaba un duro día de regreso a España. En el siguiente post contaré la experiencia en el aeropuerto que no fue muy agradable…

Día 5: Paseo en elefante, Monkey forest, Templo de Taman Ayun, Tanah Lot y playa de Jimbaran

Estándar

Para mí fue el mejor día de todos. Nos vinieron a recoger al hotel a las 11 de la mañana para empezar el día con un paseo en elefante. Esta excursión no venía incluida en lo que teníamos contratado pero Suta muy amablemente nos llevó al sitio porque pillaba de camino. Digo amablemente porque en esta ocasión él no se llevaba ninguna comisión, simplemente nos hizo el favor.Nos llevó al Elephant Safary Park, las actividades que se pueden hacer son paseo en elefante, rafting, y ver otros animales exóticos, en realidad no tienen muchos, unas serpientes y unos orangutanes con pañales con los que te puedes hacer fotos. Se pueden contratar paseos de una hora o media hora. Suta nos aconsejó que mejor media hora porque sino el elefante se cansaba mucho y con eso era suficiente. La verdad es que me daba un poco de pena por ellos porque viendo a los domadores no inspiraba mucha confianza el trato que deben de recibir estos animales. En la entrada te incluye el paseo y comida en buffet libre. Si visitas la web nada que ver con lo que se ve en la realidad, o a lo mejor es que al coger el paseo más barato nos llevaron por el sitio más cutre… En total la entrada por persona son 50 dólares (una clavada).

Empezamos el paseo como por un bosque, el hombre del elefante muy amable intentó dejarnos las cosas claras desde un principio. Si queríamos fotos él nos las hacía muy gustosamente por una buena propina. El parque tiene fotógrafo oficial y el domador negocio por su cuenta… Como queríamos un recuerdo en elefante y nos imaginábamos que el fotógrafo oficial iba a ser más caro aceptamos su propuesta así que a mitad de camino el hombre paró al elefante y nos hizo un book, y cada vez que hacía una foto iba a subiendo el precio de la propina. Un jeta!!! Cuando terminó el reportaje le dimos 50000 rupias cada una y se quedó tan contento. Cuando volvimos al punto de partida el fotógrafo oficial nos estaba esperando con su cámara y ahí es cuando el elefante se puso de pie y en fin, lo que le iba diciendo el domador para que las fotos quedaran bien. Al bajar del elefante me hizo gracia porque lo primero que hizo el animalito fue poner su trompa en mi mano para que le diera de comer, por eso apareció una niña muy oportunamente con la bolsa de los cacahuetes para que le dieras, pero claro la bolsa también costaba dinero, no sé cuanto porque pasamos de gastar más. De ahí pasamos a la zona del restaurante. El buffet tenía muy muy poca variedad para elegir, por decir tres platos, de postre solo fruta y la bebida solo tenías gratis el agua. Cuando terminamos de comer teníamos que pasar sí o sí por el stand de las fotos que nos hicieron y efectivamente, las fotos costaban un dineral, cada una 150000 rupias, así que al final hicimos bien en pagarle al domador porque nos hizo un montón de fotos. Después pasas por una tienda de souvenirs y ya está.

Imagen

Siguiendo la temática de animales la próxima parada era Monkey forest. Para mí una pérdida de tiempo  porque me pensaba que íbamos a visitar un sitio bonito con monos. Nada más llegar la norma del sitio es que no puedes ir acompañado de tu guía, tienes que ir con un guía del sitio que suelen ser nativos. Nos llegó una señora muy amable, demasiado amable, explicándonos las normas con los monos, luego te dan la bolsa de cacahuetes (1000 rupias) para que les des de comer. Te dan un minipaseo donde ves un montón de monos, te colocan en un sitio para que les des de comer y la guía te hace las fotos y luego te llevan a otra zona donde hay unos murciélagos super gigantes que dan un asco que te mueres. Y te cobran 130000 rupias por hacerte unas fotos con tú cámara con el murciélago colgando de tus brazos o dándole de beber té con limón. Al final accedes… La foto mejor no la cuelgo porque creo que es la más ridícula que me han hecho. Por si no hubiésemos tenido bastante luego la guía te lleva a su tienda para que le compres algo, por eso tanta amabilidad. Las tiendas suelen estar cerradas porque si no los monos roban, así que normalmente las guías la abren para ti y claro ya por vergüenza le tienes que comprar algo… Así que si os dicen de hacer esta excursión de verdad emplead el tiempo en otra más interesante porque no vale la pena, si queréis ver monos mejor en Uluwatu.

Como ya habíamos comido a la hora de los guiris ya no hizo falta que nos parásemos a comer y nos fuimos directamente a Taman Ayun. A la hora de echar mano a mi cámara reflex me doy cuenta de que se me había olvidado la tarjeta de memoria!!!! Pensaba que me iba a dar un infarto pero Suta por querer calmarme me dijo que no me preocupara que por los sitios turísticos tendrían que vender tarjetas. Querer encontrar una tarjeta de memoria es como pretender comprar un lingote de oro, recorrimos todas las posibles tiendas y en todas estaban agotadas… Así que revisar bien vuestro equipo antes de salir para que no os pase lo que a mí. Menos mal que tenía mi móvil que hace unas fotos decentes pero claro, la calidad no es la misma, así que si las fotos las veis quemadas o de mala calidad ya sabéis porque es…

Al templo de Tamana Ayun situado en Mengwi también se le llama templo de los jardines bonitos y razones no le falta…

12

13

Este cartel está en la entrada del templo y en la de muchos otros templos más. No se ve muy bien pero pone que está prohibido entrar al templo si se está con la regla. Evidentemente nadie mira si estás o no estás con la regla, pero es una tradición que tienen los balineses de hace muchos años. La razón es porque antiguamente como las mujeres solo usaban faldas no podía caer “nada” en el suelo porque sino se manchaba y se consideraba impuro. Las balinesas más tradicionales todavía siguen cumpliendo esa norma, incluso en los días que están menstruando tampoco pueden pasar a la cocina y la ropa que usan esos días no la pueden mezclar con la demás ropa ni llevarla otro día al templo.

10

Una superstición que hay en este templo es que si entras por una puerta tienes que salir por la otra para tener buena suerte, aunque no lo seáis no cuesta nada hacerlo, por si acaso…jajajajajaja

9

De aquí nos fuimos a Tanah Lot, que no sé por qué no había buscado nada de información antes de empezar el viaje por eso me llevé la sorpresa que me llevé y muy grata por cierto.

Tanah Lot significa en balinés Tierra-mar y es unos de los 7 templos que hay construidos en el mar alrededor de Bali. El templo está construido sobre una roca y dentro de esta se cree que hay una serpiente gigante que la protege, la serpiente gigante no sé pero serpientes venenosas sí hay y cuando la marea es baja y se puede acceder la gente hace cola para entrar. Donde está prohibido pasar es al propio templo. Solo lo pueden  hacer los sacerdotes o los que vayan a participar en ceremonias. Para entrar a esa zona también hay que pagar y primero vas por un camino que bordea la costa hasta que llegas al templo. En resumen…es una maravilla de sitio, digno de ver sin falta cuando se visita Bali. Os pongo unas fotos para que juzguéis vosotros mismos.

ImagenAntes de ver Tanah Lot nos encontramos con otro templo al que sí se tiene acceso Pura Batu Balong. Una pasada para hacer fotos y yo sin cámara!!!

6

En estas playas de arena negra y con estas olas sólo está permitido hacer surf a los lugareños.  Una pena para los turistas…

7

Esta es la maravillosa vista de Tanah Lot!!!! Una pena que haya tanto turista y una suerte haber ido en marea baja

8

El acceso al templo está prohibido pero esa puerta que se ve ahí debajo se supone que hay serpientes que son las que custodian el templo. Demasiada cola llena de japoneses para entrar…

Como os podeis imaginar las puestas de sol en este sitio son espectaculares pero ese día no tuvimos tanta suerte porque estaba nublado así que nos fuimos a cenar rumbo a Jimbaran!!!

Dentro de las excursiones que teníamos programadas venía una cena mariscada en la playa de Jimbarán, que la verdad no le di la mayor importancia. Me dijeron que de las mejores cosas que se podían comer en Bali era el marisco y me pensaba que a lo mejor lo de la cena iba por eso pero nunca me imaginé el sitio tan espectacular que podría ser. Me pensaba que la cena iba a ser en un restaurante tipo chiringuito en la playa, en una terraza y poco más. Cual fue nuestra sorpresa cuando al atravesar el restaurante vimos una playa de arena inmensa llena de mesitas con velas  amenizado por un espectáculo balinés. Nos quedamos con la boca abierta!!!!

11

Yo por lo menos nunca había estado en un sitio así. El sitio era romántico a no más poder, tuve la misma sensación cuando vi la Fontana di trevi en Roma.

No tengo ni idea de cuanto puede costar aquí una mariscada. El menú tenía como primer plato una sopa de verduras, y luego un plataco de mariscada que tenía langosta, gambas, almejas, sepia y un cuenco de arroz y luego de postre te daban un té y fruta, también nos pedimos un coco pero estaba un poco amargo. Bueno aquí dejo la foto por si se me olvida algo del plato de mariscada.

8477_10153364493250002_1802654913_n

553843_10153364492555002_356189551_n

Lo que más pena me dio fue no poder cenar con Suta ya que era el último día que estaba con nosotras, pero ellos tienen prohibido cenar con los clientes. Así que él y el chófer esperaron pacientemente por nosotras en la entrada.

3

El baile balinés era la guinda del pastel de la cena pero a parte de eso también venían por las mesas músicos callejeros con sus guitarras para que les dieras propina. En nuestro caso nos tocaron la canción de You are beautiful de James Blunt, se me puso la piel de gallina!!!

Una cosa curiosa era que todos los restaurantes de esa playa se llamaban Café en vez de restaurant, el nuestro en concreto era Caviar Café como se puede ver en la foto.

Cenar en Jimbaran es parada obligatoria sobre todo si vas en pareja!!! Después de esta cena nos fuimos al hotel y nos despedimos de Suta y el chófer (que ahora mismo no me acuerdo como se llama), como se portaron tan bien con nosotras les dejamos a cada uno una buena propina. Suta dice que es de mala educación pedirlas y no recibirlas jejejejejeje. Nos dijo que nos daría en una tarjeta su email para seguir en contacto a través de su jefe cuando nos recogiera para ir al aeropuerto pero digo que se le olvidó…Así que si alguien que haya ido a Bali lo conoce y sabe como contactar con él por favor que me lo diga!!! :-S

En el próximo post meteré dos días porque en uno de ellos volvimos a quedarnos en el hotel y 3 horitas de masaje, así que poco que contar de ese día…

Día 4: Día libre en el hotel

Estándar
Día 4: Día libre en el hotel

En Bali existen muchas tradiciones que la gran mayoría de la gente todavía cumple y varían según el pueblo, barrio, creencia religiosa o condición civil. En este caso le tocó a Suta cumplir con su tradición.
Suta es hindú-budista, él dice que su religión es una mezcla de lo mejor de las dos y la verdad es que me parece una manera inteligente de practicar una fe si hay que creer en algo o en alguien. Ya desde el primer día nos dimos cuenta por su manera de hablar y pensar que él no era una persona corriente. Desde el minuto uno captó nuestra atención y su sonrisa nos ganó. Suta es aprendiz de sacerdote a parte de guía y según calendario balinés hoy le tocaba cumplir con sus tradiciones, hacer unas ofrendas especiales a una de las tantas maneras que tienen de nombrar a su dios. Digo ofrendas especiales porque en realidad los balineses hacen ofrendas todos los días. A cualquier sitio q pases tienen en el suelo como un plato hecho de hojas con comida e incienso o también se ven altares con esas ofrendas y el típico pañuelo de cuadros negro y blanco. Por cierto, con las telas tan bonitas que tienen ahí han ido a escoger la más fea…
Al ser aprendiz de sacerdote y estar casado está obligado a asistir a estas ceremonias y no trabajar ese día. Si no cumple le puede caer una multa a parte de la repercusión social que eso tendría en pueblo. Como cada dos por tres tienen celebraciones de estas nos explicó que él no podía viajar lejos porque como mucho puede faltar una semana, si falta más días son los propios vecinos los que se chivan. Por eso me dió pena cuando nos contó con tristeza que su ilusión sería visitar España y ver la nieve pero que eso es imposible dada su situación.
Como Suta no podía trabajar, nosotras no éramos tan valientes como para explorar la isla solas y encima estaba todo lleno de militares y un tráfico insoportable por culpa de la reunión de la APEC decidimos descansar y disfrutar del todo incluido en el hotel.
No sé si lo comenté en otro post pero lo vuelvo a repetir. Nos alojamos durante toda la estancia en la isla en el Meliá Benoa.

523552_10153341571445002_1325889507_n

Estar en la playa con estos helicópteros de guerra daban la sensación de que estabas en la guerra del Vietnam jejejejeje

image

Esta es la entrada del hotel

Una de las ventajas que tiene y que nunca lo había visto en ningún otro hotel es que los días que quieras puedes contratar el todo incluido. La verdad es que me parece una idea genial porque los días que tienes excurisiones no lo aprovechas y te gastas más dinero.
En este todo incluido tienes derecho a los deportes acuáticos que te ofrece el hotel como por ejemplo esquí acuático, snorkel, parapente con una lancha…Fui tan tonta que no aproveche estas opciones y me dediqué a beber y tomar el sol. También puedes comer en cualquiera de los restaurantes del complejo y bebidas las que quieras. Empezaba a las 12 de la mañana y terminaba a las 12 de la mañana siguiente.

El todo incluido son unos 40 euros aproximadamente y la verdad es que está muy bien de precio. La única pega que le pondría sería que en los restaurantes donde hay buffet la variedad era un poco escasa, si tenías mucha hambre no te quedaba más remedio que repetir plato en vez de probar otras cosas. No todo va a ser perfecto no??

Bueno pues como nuestro día se resume en comer, beber y tomar el sol os voy a enseñar unas fotos del hotel que aunque es de hace unos años está muy muy bien.

image

image

image

Esta es la zona principal del hotel que llaman El lago

image
La piscina
image

El hall
image

La playa del hotel

image

Cama balinesa en la playa

20131005_122937

Detalles del hotel

El hotel también tiene un templo donde se hacen las ofrendas pero no encuentro foto, y ya no estoy segura de si la hice.

Bueno pues este es el post de nuestro día libre y poco más que contar la verdad…no viene mal tener un día de relax total en un viaje tan largo y con tantas excursiones. El próximo post va a ser el más interesante de todos, o por lo menos para mí fue el mejor día.